Mejora la capacidad de concentración, desarrolla la sensibilidad y la memoria, ayuda a expresar sentimientos… Parece que hablemos de una revolucionaria y efectiva fórmula educativa, pero se trata simplemente de… ¡MÚSICA! Aunque resulte increíble, sus efectos beneficiosos consiguen todo esto y mucho más. Hay niños que no se sienten atraídos por la música de manera innata, pero está en nuestras manos despertar su interés.

Aquí dejo tres articulos para que seamos conscientes de la importancia que tiene la música en nuestro desarrollo como personas: El método Suzuki: ningún niño sin música; la música como terapia; la música ayuda a nuestros hijos.