Merecidamente, el Premio Goya a la “Mejor Música” fue a parar a manos de Roque Baños, a quien la Academía Española había dejado con la miel en los labios en tantas ocasiones pasadas y que por fin se hace con dicho galardón por la banda sonora de “13 Rosas”.